Cargando. Por favor, espere unos segundos

fisioterapia-embarazo-300x200@2x.jpg
30/Sep/2020

FISIOTERAPIA EN EL EMBARAZO, PARTO Y POST-PARTO

Cada vez son más solicitados los fisioterapeutas por las mujeres que están embarazadas, tanto en la preparación al parto, como en el postparto e incluso en el momento de dar a luz.

En varios países de Europa ya forman parte del personal que atiende un parto y profesionales del sector esperan que también suceda en España.

La fisioterapia obstétrica cubre los aspectos preventivos, terapéuticos del embarazo, del parto y del posparto.

Gestación:

La fisioterapia obstétrica permite que la embarazada no tenga que soportar sin más los dolores que se van produciendo a lo largo de los nueve meses. Uno de los mayores problemas está relacionado con la lumbalgia. Poco a poco los dolores musculoesqueléticos van aumentado, a veces la presión que va ejerciendo el bebé al crecer afecta también a los nervios y músculos de los brazos y piernas, causando dolores intensos y prolongados. En estos casos, el fisioterapeuta además de mitigar las molestias mediante estiramientos y masajes, le puede dar indicaciones para adoptar posiciones que traten de evitar la aparición de nuevos pinzamientos y que ayuden a cargar la zona dolorida.

Parto:

En la preparación del parto y en el propio momento de dar a luz, la ayuda fisioterapéutica es esencial. Antes del momento se enseña y practican las respiraciones, las posturas que relajarán el cuerpo de la futura madre y se explica la importancia de dar paseos, de moverse e incluso de hacer giros de cadera que faciliten la salida del bebe cuando se ha comenzado el proceso del parto.

Postparto:

La etapa del postparto puede ser mas llevadera con el asesoramiento del fisioterapeuta especializado en obstetricia. En este periodo se indican y practican abdominales especificas, con movimiento y colocaciones adaptadas a su capacidad de movilidad y siempre con el objetivo de que no se cause ningún daño ni dolor.

Se practican también técnicas de relajación, hábitos posturales para dar de mamar y también para ayudar al bebé a tener una buena colocación a la hora de comer, de respirar o de dormir.


© Clínica Manteiga 2020